Avanzando sobre los hombros de gigantes

09 diciembre 2021

En el entorno rural próximo a Beuningen, una ciudad holandesa en la provincia de Güeldres, se encuentra el Centro de Nutrición Porcina de De Heus 'De Elsenpas'. Es una granja moderna y aparentemente normal, una más entre las cerca de 3.600 que hay en los Países Bajos. Pero si miramos más de cerca, un buen observador se fijará en los más de 30 silos de alimentación ubicados a la izquierda del edificio principal. Una señal de que algo extraordinario está sucediendo en su interior.

Innovación y soluciones para la ganadería

Durante más de cuatro generaciones, De Heus ha trabajado codo con codo junto a los ganaderos, convirtiendo los desafíos de cada momento en el motor que impulsa a la compañía para seguir innovando y ofreciendo soluciones para el avance del sector. Las raíces de la empresa familiar se remontan a hace más de un siglo en los Países Bajos, un país convertido hoy en día en el segundo mayor exportador mundial de productos agropecuarios.

Quizás no hayas caído en la cuenta, pero la masa terrestre de los Países Bajos cabe cerca de 250 veces dentro del gigante agropecuario de los Estados Unidos, por lo que podríamos decir que el punto de partida del país para llegar a este liderazgo mundial no era del todo favorable. Por otro lado, podría plantearse la hipótesis de que hay algo en el agua holandesa para lograr ese nivel de eficiencia. En realidad, todo esto es el resultado de mucho trabajo, un fuerte espíritu emprendedor, el conocimiento transmitido de generación en generación y la colaboración continua entre ganaderos, empresas agropecuarias y academia en la búsqueda de soluciones.

Lo cierto es que en los últimos años se ha generado una creciente conciencia social sobre los problemas ambientales que rodean los productos y métodos de producción del sector ganadero en los Países Bajos. "Parece que la licencia para la ganadería en los Países Bajos no es tan evidente como lo era antes", admite Johan Zonderland de De Heus Nutrición Animal. "El incremento de la toma de conciencia por parte de las ONG y los consumidores sobre temas como el cambio climático, las emisiones de gases de efecto invernadero y el bienestar animal nos está impulsando a encontrar nuevas soluciones en alianza con los ganaderos y la sociedad".

I+D en el centro del debate social

De Elsenpas

De Elsenpas opera como una granja convencional y moderna y, al mismo tiempo, constituye la base de todas las actividades de investigación internacional de De Heus para alimentación porcina. La granja está diseñada para cumplir con los más altos estándares en bienestar animal y bioseguridad, y está equipada con innovaciones tecnológicas como paneles solares, depuradoras de aire para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y un sistema para reutilizar el calor extraído del aire saliente que se utiliza para calentar diferentes partes de la explotación, como la zona de lactancia y los paritorios. Gracias a estas tecnologías, De Elsenpas genera cuatro veces más energía de la que gasta.

"Para los ganaderos de todo el mundo, algunos problemas son más comunes que otros y requieren soluciones de alimentación y gestión que se puedan implementar en la mayoría de los países", explica Zonderland. Cuestiones como los programas de alimentación para cerdas reproductoras o suplementos para mejorar la salud de los lechones, por ejemplo. "Otros temas son más complejos y requieren soluciones específicas que se ajusten a la situación de un ganadero individual. Tenemos claro que los requisitos nutricionales de los cerdos dependen de las circunstancias específicas de la granja".

El equipo de investigación de Elsenpas tiene como objetivo encontrar soluciones integrales que aborden múltiples desafíos al mismo tiempo. "En el caso de los Países Bajos, por ejemplo, también investigamos soluciones que van más allá de los aspectos nutricionales y la eficiencia de los nutrientes. A nivel de nutrición animal, esto significa desarrollar conceptos de alimentación que impliquen una mejor conversión alimenticia y menores emisiones de CO2. En términos de recursos, implica incorporar materias primas de origen sostenible, o todavía mejor, reutilizar productos residuales de la industria alimentaria".

 

Investigación que conecta la ciencia con la práctica

"En el pasado, llevábamos a cabo nuestras investigaciones en granjas comerciales de cerdos y esto tenía sus limitaciones", explica Zonderland. El principal problema era que los investigadores no podían hacer un seguimiento completo sobre las reproductoras ni sobre la evolución de los lechones destetados y los cerdos de cebo. De Elsenpas puede albergar a 250 cerdas con sus lechones, 72 cerdas de cría y 900 cerdos de cebo. "Esto nos permite ver y monitorear los efectos de la alimentación de las cerdas reproductoras en el rendimiento de sus crías y llegar hasta los resultados del sacrificio de los cerdos de engorde".

A cargo de las operaciones diarias en De Elsenpas está Zias Lukasse, quien consiguió el trabajo de gerente de la granja antes de que existiera ni siquiera la granja. "Solicité trabajo en De Heus en 2018. En ese momento, ya se hablaba de un centro de investigación y en la propia entrevista dejaron claro que la persona que conseguiría el trabajo estaría involucrada en ese proyecto desde el principio".

Lukasse tenía experiencia previa trabajando en granjas de cerdos y conocía a los animales, sin embargo, las cuestiones relativas a su alojamiento eran un asunto diferente. "Me esperaba un regalo", sonríe. "Aprendí mucho. No solo sobre el sector porcino en general, sino también sobre las infraestructuras que requiere el ganado porcino. Ahora conozco todas las instalaciones como la palma de mi mano". Eso incluye los sistemas de control de la climatización y de la alimentación, que son cruciales para llevar a cabo la segunda parte del trabajo para el que fue contratado: prestar apoyo en los proyectos del Departamento de Investigación y Desarrollo de De Heus a nivel global.

Donde ocurre la magia

En el corazón de De Elsenpas se encuentra la llamada “cocina de piensos”, que consiste en un sistema de digitalizado conectado a los 32 silos que se encuentran en el exterior. "Este sistema pesa y mezcla cualquier alimento completo que seleccionemos", explica Lukasse. "Las estaciones de alimentación se controlan individualmente, lo que permite al equipo de investigación llevar a cabo múltiples estudios de nutrición de precisión simultáneamente".

Cada uno de los animales se identifica a través de un chip RFID, que permite recopilar y analizar datos a nivel individual en cada momento del ciclo de vida de cada cerdo, desde su origen genético hasta la progresión del peso y los resultados de crecimiento. "Esta configuración nos permite determinar los efectos a largo plazo y descubrir nuevas conexiones y enfoques, acelerando y ampliando el conocimiento sin necesidad de llevar a cabo una investigación específica".

A nivel global, solo es cuestión de tiempo

Zonderland espera que los desarrollos en el sector ganadero del norte de Europa sean la antesala para el sector porcino en otras partes del mundo. "Por ejemplo, hace quince años, los criadores de cerdos en los Países Bajos tuvieron que reducir su uso de antibióticos, comenzando por la prohibición de antibióticos en los piensos. Algunos países están en ese punto ahora. En De Heus contamos con soluciones nutricionales y soporte técnico fácilmente disponibles para criar cerdos sanos sin el uso de antibióticos, y estamos preparados para proporcionar nuestros productos y servicios de forma inmediata".

Si bien una gran parte de la investigación en De Elsenpas está estrechamente vinculada a los retos que enfrentan sus clientes locales, Zonderland cree firmemente que sus innovaciones podrán ayudar a los ganaderos de todo el mundo a su debido tiempo. Por esta razón, antes de poner en marcha cada proyecto de investigación, su equipo determina la viabilidad del posible resultado para todas las unidades de negocio de De Heus. "Nuestra investigación se centra en cómo solucionar algo, independientemente de las circunstancias ambientales y el contexto específico. Depende de cada unidad de negocio particular implementar un nuevo concepto, pienso o aditivo con el apoyo de nuestro equipo de global de jefes de producto y especialistas en ganado porcino".

Con la investigación en De Elsenpas, De Heus quiere contribuir con soluciones para los retos que enfrentan los porcicultores en todo el mundo: un mejor uso de las escasas materias primas, una reducción del uso de medicamentos en la cadena productiva y una mejor conexión con las demandas de la sociedad y el medio ambiente. "Idealmente trabajamos en innovaciones que puedan introducirse en el mayor número de países como sea posible. Podemos estar orgullosos de que nuestras investigaciones puedan contribuir a mejorar la eficiencia nutricional".


Artículos relacionados: