Un destete de los lechones sin complicaciones

15 marzo 2021

El periodo de destete de los lechones implica un cambio en el entorno y la nutrición, y esto puede dar lugar a problemas digestivos. En este artículo describimos las posibles implicaciones negativas de este periodo crítico y lo que se puede hacer para prevenirlo y corregirlo mediante la nutrición.

La función del intestino es la digestión y la absorción de nutrientes, así como la formación de una barrera protectora contra los patógenos. Las vellosidades intestinales, estructuras parecidas a dedos, son fundamentales para cumplir con estas funciones. La ingesta de alimentos de los lechones después del destete se reduce en comparación con la ingesta durante la lactancia y esto tiene implicaciones importantes para las vellosidades intestinales. Debido a la menor ingesta de alimento durante los primeros días tras el destete, el intestino recibe menos nutrientes. En consecuencia, las vellosidades intestinales disminuyen significativamente su tamaño.

Consiguiendo una buena ingesta de alimentos tras el destete podemos evitarlo. Las investigaciones demuestran que las vellosidades intestinales apenas disminuyen de tamaño cuando hay una elevada ingesta de alimento (creep) durante los tres primeros días después del destete, mientras que disminuyen significativamente de tamaño cuando hay una baja ingesta de alimento (creep) en los lechones destetados.

En caso de que se produzca una atrofia de las vellosidades intestinales, el lechón contará con menos células intestinales para absorber los nutrientes, lo que dará lugar a una acumulación de mayores cantidades de nutrientes no digeridos en el colon. Si esto ocurre, estos nutrientes no digeridos pueden ser utilizados como fuente de nutrientes por las bacterias patógenas, aumentando el riesgo de problemas de salud durante este periodo.

Otras investigaciones indican que la baja ingesta de alimento durante los primeros días tras el destete provoca un aumento de las fugas intestinales. Esto se debe a que se crean más aberturas entre las células intestinales y como resultado, un número indeseado de patógenos puede llegar al torrente sanguíneo. Aparte de por una baja ingesta de alimento durante los primeros días después del destete, las fugas intestinales también se pueden producir debido al estrés y a las infecciones.

Cambios en la ingesta de pienso tras el destete

En la práctica, no todos los lechones de una camada ingieren la misma cantidad de alimento. En una camada media, entre el 10 y el 20 por ciento apenas come durante los dos o tres primeros días tras el destete. Estos serán los lechones que sufrirán un gran daño intestinal y que tendrán un alto riesgo de sufrir problemas de salud intestinal en fases posteriores al periodo de crecimiento. Por eso es extremadamente importante que todos los lechones ingieran el alimento suficiente en los primeros días después del destete.

Una estrategia óptima de alimentación tras el destete

Cuando los lechones son destetados, entre las tres y cuatro semanas de vida, habrán comido solo una pequeña cantidad de pienso en los casos en los que la ingesta de este alimento no fue estimulada durante la lactancia. En consecuencia, los lechones aún no están suficientemente acostumbrados a tomar alimento seco y experimentarán un gran descenso en la ingesta cuando el destete se produzca. Para mantener una salud intestinal óptima, debemos suministrar a estos lechones un pienso de alta digestibilidad, centrado en la ingesta de energía, durante los tres primeros días después del destete.

Transcurridos tres días tras el destete, pasaremos a proporcionarles un pienso de destete estándar. La composición de este pienso asegurará que cualquier daño intestinal que potencialmente se haya podido producir se repare lo más rápidamente posible y que seproduzca una transición gradual a la siguiente fase de alimentación. Un pienso seco como Romelko de De Heus estimula de forma óptima la ingesta de alimento por parte de todos los lechones. Este pienso altamente digestible proporciona la energía necesaria a todos los lechones de la camada y, por consiguiente, contribuye a una mejor salud digestiva y a obtener unos lechones sanos y con más vitalidad.

Ponte en contacto con nuestros especialistas para saber más

Descubre más sobre cómo conseguir un crecimiento rápido y saludable de tus lechones

Más información sobre Romelko

Artículos relacionados: