Consejos para prevenir el estrés por calor en el ganado porcino

04 septiembre 2017

Con el incremento de las temperaturas en primavera y verano es crucial prestar una especial atención a nuestro ganado porcino para prevenir el estrés por calor. Pero ¿cuáles son las medidas que debemos tomar para evitarlo?

Manejo

- Comprueba el sistema de ventilación y el grupo electrógeno de emergencia.

- Asegúrate de que las reproductoras están en una buena condición corporal: Procura que no estén ni demasiado gordas, para evitar una ingesta limitada de alimento en la sala de partos, ni que las cerdas estén demasiado delgadas, ya que de esta forma que no les quedarían reservas cuando las altas temperaturas provoquen un descenso en la ingesta de alimento.

- Adopta un enfoque proactivo hacia el control de las moscas de cara a prevenir una posible plaga.

- Procura facilitar un entorno tranquilo en las instalaciones que funcionen como resguardo durante el periodo más caluroso del día.

- Distancia más los tiempos de alimentación: más temprano por la mañana y más tarde por la noche.

- Transporta el semen y las pipetas siempre en una nevera.

- Proporciona al menos dieciséis horas de luz en el establo y un máximo de ocho horas de oscuridad para prevenir el síndrome de aborto otoñal.

Agua

- Comprueba el suministro de agua de los bebederos (gestación 0,8 l/min, sala de partos 2,0 l/min, lechones 0,6 l/min).

- Prolonga el tiempo de suministro de agua a las cerdas gestantes y reproductoras.

- Proporciona agua adicional en el momento del parto (tres días antes y tres días después).

- Reduce la concentración de materia seca en el alimento líquido.

Nutrición

- Comprueba que se ha eliminado la posible corrección nutricional que se haya llevado a cabo en invierno en el programa de alimentación.

- Evita los restos de pienso en los comederos para prevenir la putrefacción.

- Disminuye el suministro de pienso durante los días con temperaturas tropicales para mantener a los cerdos con buen apetito.

- Añade vitamina C al agua que beban los cerdos de engorde.

Higiene

- Toma las medidas necesarias para evitar que el pienso fermente.

- Deja que los silos se vacíen por completo; revísalos y límpialos antes de volver a llenarlos.

Gestión de la climatización

- Limpia los ventiladores y los conductos, los filtros, las aberturas para la extracción de aire y el techo de ventilación.

- Aumenta los ajustes de la banda P de la ventilación.

- Aumenta la temperatura mínima en 2°C.

- Mantén la entrada de aire lejos de la radiación solar.

- Cuando se prevea un tiempo muy caluroso, permite que la temperatura de la sala de partos aumente lentamente con antelación para que las cerdas puedan aclimatarse.

Impacto en las reproductoras

La ingesta de alimento en la sala de partos disminuye en 2,8 kg por día cuando la temperatura aumenta de 20 a 29 grados centígrados. Como consecuencia, las cerdas producen menos leche y el peso al destete disminuye. Además, la condición de las cerdas se deteriora y muestran menos disposición a la monta por lo que habrá más reproductoras sin fecundar.

Impacto en los cerdos de engorde

A temperaturas muy elevadas, los cerdos de engorde ingieren menos alimento y crecen más lentamente. Los cerdos a los que se les proporciona alimento ad libitum pueden compensar esto en una fase posterior, por lo que podrán generar más grasa dorsal. En caso de que se produzca estrés por calor, las ratios de crecimiento y de producción de carne pueden acabar siendo más bajos. Por eso, tomar medidas preventivas durante el verano sin duda merece la pena ya que nos permite limitar sus efectos negativos en nuestro ganado porcino.

Si estás interesado en tener más información ponte en contacto con nuestros especialistas.

Ponte en contacto con nuestros especialistas

Artículos relacionados: