Análisis de saliva para detectar trastornos respiratorios en ganado porcino

07 septiembre 2021

En muchas explotaciones, cuando aparecen repentinamente problemas de salud, el ganadero y el veterinario empiezan a buscar soluciones sin tener acceso a los resultados de los análisis. Los análisis suelen llevar demasiado tiempo y los porcicultores suelen considerarlos demasiado caros porque dan resultados poco efectivos. La alternativa para los trastornos respiratorios es realizar un análisis de saliva para los lechones y los cerdos de cebo. Es un método más barato y los resultados están disponibles rápidamente.

Los análisis en una granja porcina pueden llevarse a cabo por diferentes motivos. Un ejemplo es el seguimiento preventivo sistemático de los trastornos respiratorios mediante análisis de sangre, una práctica que se ha hecho más común en los últimos años. Esta forma de control identifica los patógenos que estuvieron presentes en la granja en los meses previos y permite ajustar la estrategia de vacunación. El análisis de sangre se utiliza con menos frecuencia como herramienta en caso de presencia de problemas respiratorios agudos. La razón es que requiere dos muestras de sangre, con un intervalo mínimo de tres semanas entre ellas. Además, los resultados suelen estar disponibles después de que los problemas de salud hayan remitido.

Tipos de análisis

Hay varios análisis que pueden realizarse en caso de infecciones respiratorias. La presencia de causantes de problemas respiratorios como el PRRS y el Circovirus tipo II entre los lechones es indeseable, ya que pueden perjudicar significativamente la salud al principio del periodo de engorde.

1. Examen postmortem

Se puede realizar un examen postmortem en varios animales fallecidos que proporcionará rápidamente información útil. Sin embargo, es importante que se someta a examen un número suficiente de animales que presenten los síntomas típicos. De esta manera se puede concluir rápidamente y con un grado razonable de certeza que el cerdo murió, por ejemplo, de APP. Sin embargo, con este tipo de análisis siempre nos puede quedar la duda de si otra infección vírica previa fue la verdadera causa de los problemas de salud. Para descubrir si un virus estuvo involucrado en el origen, se requiere el examen de animales que hayan enfermado recientemente.

2. Análisis de sangre

El análisis de sangre suele centrarse en indicar la presencia de anticuerpos generados varias semanas después de la enfermedad. A menudo se tarda en recibir los resultados. Por otro lado, los lechones suelen tener todavía en su torrente sanguíneo los anticuerpos maternos transmitidos en el calostro. Esto significa que un análisis para determinar la presencia de anticuerpos contra enfermedades específicas no es realmente útil para los lechones recién nacidos.

3. PCR

Esta forma de diagnóstico que está ganando popularidad se centra en demostrar la presencia del propio patógeno (bacteria o virus), en lugar de demostrar la presencia de anticuerpos. La PCR (reacción en cadena de la polimerasa) es un ejemplo de este tipo de técnica de diagnóstico. Cada vez hay más laboratorios que desarrollan PCR para patógenos específicos que demuestran la presencia del patógeno en el animal enfermo. Los de anticuerpos maternos transmitidos a los lechones no representan un problema en este caso. La PCR, por ejemplo, se utiliza cuando los lechones reciben un lavado pulmonar. La PCR identifica todas las causas clave de los trastornos respiratorios, como PRRS, gripe, circovirus, micoplasma y APP. Sin embargo, el método no es adecuado para la identificación de enfermedades que ha pasado el rebaño. En cuanto los animales vuelven a estar sanos, la excreción de patógenos se detiene y la PCR ya no los detecta.

Diagnóstico por saliva

En el caso de la técnica de diagnóstico de la saliva, la PCR identifica la bacteria o el virus en sí. Esto es posible para todos los patógenos que causan trastornos respiratorios. El método funciona de la siguiente manera: se cuelgan cuerdas de algodón de los tabiques del recinto en donde los cerdos tienen problemas respiratorios. Se deja que los lechones o los cerdos de engorde mastiquen las cuerdas de algodón durante media hora. El algodón absorbe la saliva y después de media hora, los hilos de algodón ya estarán empapados. Las muestras se envían al laboratorio y los resultados se obtienen aproximadamente una semana después. El sistema de recogida de muestras es extremadamente sencilla y además, nos permite tomar muestras de un gran grupo de ejemplares a la vez. Otra parte positiva es que los resultados llegarán antes de que los problemas hayan remitido.

Tabla 1: Prueba de diagnóstico de la saliva: ejemplo de informe de resultados para una granja con lechones y cerdos de engorde. En este caso, el Circo II y el PRRS son más comunes entre los animales de más edad, y la APP y la gripe son más comunes entre los animales más jóvenes. No se detectó micoplasma.

Información adicional

Al igual que el análisis de sangre, la prueba de diagnóstico de la saliva proporciona información importante para complementar el examen postmortem. La mayoría de los problemas respiratorios comienzan con un número limitado de patógenos que se detectan fácilmente con la técnica PCR. Es bueno ser consciente de que los resultados de cualquier examen solo muestran que el animal ha estado en contacto con el patógeno pero no muestra cuál es el patógeno responsable de la enfermedad.

Conclusión

La prueba de diagnóstico de saliva por PCR es un método muy sencillo y útil como complemento al análisis de sangre o a los exámenes postmortem. Determina rápidamente qué patógenos desempeñan un papel en los trastornos respiratorios de los lechones o de los cerdos de engorde.

Para saber más, ponte en contacto con nuestros especialistas


Artículos relacionados: