Cómo sacar el máximo potencial a tus novillas

04 febrero 2021

Los terneros nacen con un potencial genético extremadamente alto, que se puede desbloquear mediante una buena nutrición y gestión durante la recría.

El plan de recría de novillas Kaliber se basa en una amplia investigación científica para ayudarte a aprovechar ese potencial, maximizando el crecimiento y el desarrollo del animal. El plan está formado por cuatro etapas, cada una con sus propias recomendaciones específicas.

La fase inicial (0-5 meses)

La fase inicial es mucho más que alimentar con leche a las terneras jóvenes. El secreto para lograr un arranque saludable y un elevado crecimiento diario es apresurarse en proporcionar suficiente calostro de alta calidad y utilizar los lactorremplazantes adecuados antes de dar el paso a la alimentación sólida.

Para maximizar el crecimiento, es esencial una transición suave de la leche al alimento sólido. Un error común en muchos ganaderos es exponer a los terneros a múltiples factores de estrés a la vez, como el destete, el traslado y el cambio de alimentación. Esto limita su crecimiento y retrasa su proceso de desarrollo.

Otro aspecto importante es el sabor del pienso de iniciación. Para obtener los mejores resultados, se deben utilizar piensos de alta calidad con un olor y sabor atractivos. Kaliber Starter está diseñado para garantizar el correcto desarrollo del rumen y de las papilas gustativas para que tus terneras empiecen a alimentarse con alimento sólido de la mejor forma posible.

La fase juvenil (5-8 meses)

La fase juvenil es la etapa de cría más importante y a la vez más habitualmente descuidada. Es el momento en el que la ternera tiene el mayor potencial de crecimiento, pero el desarrollo de su canal se retrasará para siempre si no conseguimos que supere esta fase con éxito.

El secreto es equilibrar el contenido de proteína bruta y energía de la ración. El ensilado de hierba y de maíz de alta calidad es esencial para el correcto desarrollo del rumen. A largo plazo, esto puede ayudar a evitar el sobrepeso.

La fase de la pubertad (8 meses-embarazo)

Como ganadero, tu principal objetivo en esta fase es apoyar el desarrollo de la estructura corporal de la novilla para prepararla mejor para la gestación. Para evitar el sobrepeso, debes reducir la carga energética de la ración e incluir suficiente proteína bruta y forraje de alta calidad con una cantidad limitada de ensilado de maíz y almidón. Para asegurarte de que la ternera recibe suficientes vitaminas y minerales, es recomendable utilizar nuestra mezcla mineral de Bestermine.

La fase de gestación (14-24 meses)

Cuando las novillas están listas para ser inseminadas, el objetivo es asegurar el mayor desarrollo de la novilla posible, pero evitando el sobrepeso. La ración debe tener menos proteína bruta y carga energética que durante la fase de pubertad. Las novillas de esta edad suelen tener una condición corporal elevada si habían engordado antes, y este efecto se intensifica durante la gestación.

Un buen estado físico depende de la relación entre energía y proteína bruta del pienso. Alimentar a las novillas según las directrices nutricionales del plan Kaliber te ayudará a conseguir novillas bien desarrolladas que alcancen todo su potencial.

Para obtener más información, ponte en contacto con uno de nuestros especialistas en vacuno de leche.

Ponte en contacto con nuestros expertos

Artículos relacionados: