¿Qué podemos aprender de las explotaciones de cerdas reproductoras danesas?

04 septiembre 2017

El lema de los expertos en reproductoras y lechones de De Heus es que “quienes que no pueden compartir, tampoco pueden multiplicar”, por ello, hemos querido reflejar en este artículo la experiencia durante nuestro viaje de aprendizaje a Dinamarca.

Organización

El Centro Danés de Investigación Porcina, la organización central que engloba a todo el sector, tiene su sede en Copenhague. Aproximadamente, unas 3000 explotaciones porcinas danesas están afiliadas a esta organización. El centro es titularidad de los criadores de ganado porcino y cuenta con un presupuesto de 15 millones de euros al año para realizar investigaciones.

Cría porcina

El sistema de cría porcina danés se denomina DanAvl. Desde 2010, el objetivo de la cría se ha centrado en la conversión del pienso y algo menos en el número de lechones. El objetivo de la cría en su mayoría consiste en la conversión del pienso (42 %), la tasa de supervivencia de los lechones a los cinco días (27 %) y el crecimiento (11 %). En este caso, se supone que un peso al nacer inferior en grandes camadas no entrañará ningún problema siempre y cuando los lechones ingieran el calostro en las seis horas posteriores al nacimiento. En tales circunstancias, las posibilidades de supervivencia de los lechones pequeños son buenas ya que centrarse en la ingesta del calostro es más importante que el peso al nacer. La experiencia en la práctica demuestra que los lechones cada vez viven más. Entre 2010 y finales de 2015, la tasa de mortalidad predestete se redujo en un 0,8 % hasta el 13,4 %.

Salud

El eje central del sector porcino danés es su excelente nivel de salud y el sistema exento de gérmenes patógenos específicos (SPF), diseñado para mantener una salud óptima y mejorarla todavía más. Para ello, se distingue entre explotaciones rojas y azules. Las rojas son las explotaciones que se dedican a la cría por líneas puras y de reproductores, y su participación en el programa SPF es obligatoria. Las azules, por su parte, son las explotaciones que se dedican a la cría y a los cerdos de cebo, y su participación en el programa SPF es voluntaria. El estado sanitario de todas las explotaciones rojas y azules se puede consultar en cualquier momento y está disponible en la web www.spfsus.dk. De este modo, un productor de carne de cerdo sabe exactamente qué tipo de lechón está comprando.

«Centrarse en la ingesta del calostro es más importante que el peso al nacer»

En Dinamarca, muchos lechones de explotaciones de cría se vacunan frente al mycoplasma y al circovirus, normalmente, porque así lo exige el comprador (de Dinamarca u otro país). El transparente sistema SPF y los pesos de traslado con más de 30 kg presentan un gran valor para realizar una exportación eficaz de los lechones daneses y obtener valor añadido.

Manejo de las explotaciones de reproductoras

Durante el recorrido por Dinamarca, se visitaron dos explotaciones de cerdas con una producción muy elevada. Ambas explotaciones presentaban una estructura rigurosa (programa semanal) y un sistema de seguimiento con el fin de motivar, implicar y hacer partícipe al personal de la empresa.

«Lo habitual es emplear grano limpio»

En las dos explotaciones, el número de nacidos vivos era de más de 17 lechones y el de lechones nacidos muertos entre 1,2 y 1,5 por camada. En Dinamarca, no está permitida la crianza de lechones sin madre y, en consecuencia, las explotaciones trabajan con un promedio de un 20 % de cerdas adoptivas.

En los Países Bajos, por su parte, las cerdas no se lavan en la sala de maternidad, sin embargo, se presta mucha atención a la limpieza, el desengrase y la desinfección, a los cuales les sigue la pulverización de carbonato cálcico en la sala. La atención se centra en el hecho de que la cerda siempre se debe situar en una sala de maternidad seca.

Lo llamativo de esto es que, en todas partes, los lechones tienen sitio para arrastrarse por debajo y que la temperatura de la sala de maternidad se reduce de 23 a 18 grados. En consecuencia, el consumo de pienso de las cerdas es mayor y estas salen de la sala de partos en buen estado.

Nutrición de las reproductoras: elementos clave

Durante nuestro viaje, reflexionamos mucho sobre la nutrición de las cerdas danesas con una elevada productividad. De dicha reflexión sobresalen las siguientes cuestiones:

  • Grano limpio: en Dinamarca, lo habitual es emplear grano limpio, el cual se tamiza y se limpia con aire. Hemos reproducido este proceso en los piensos de nuestros lechones durante los dos últimos años y, desde el año pasado, también en los piensos de crianza y de cerdas premium.
  • Fibra adicional: para reducir el número de lechones nacidos muertos en Dinamarca, actualmente se presta mucha atención al uso de fibra adicional en los piensos de las cerdas y en ofrecer manualmente una mezcla que contiene múltiples materias primas ricas en fibra bruta antes de la parición.
  • Acidificación del agua: en una de las explotaciones de investigación danesas se logró reducir el número de lechones nacidos muertos al ofrecer agua acidificada a las cerdas lactantes a través de la instalación de pienso líquido, proporcionándosela después de cada ración. Desde entonces, se ha convertido en un proceso habitual, llegando a instalar un chupete adicional para beber en la tolva.

Si estás interesado en tener más información ponente en contacto con nuestros especialistas.

Ponte en contacto

Artículos relacionados: