¿Qué afecta la calidad de la cáscara de huevo?

29 julio 2019

Muchos factores afectan la calidad de la cáscara. Uno es el potencial genético de una estirpe en particular. Todos los tipos de gallinas ponedoras se seleccionan, entre otros, por la dureza de la cáscara. Sin embargo, hay estiirpes individuales que presentan algunas diferencias. Por ejemplo, los gallinas ISA pueden mantener una dureza alta hasta el final de la vida.

Independientemente del potencial genético, la duración del uso de los gallinas tiene un impacto en la calidad de la cáscara. Con la edad, se reduce la eficacia de la absorción y el uso del calcio. Además, los huevos producidos son más grandes, haciéndolos más susceptibles al daño.

Esta es la razón del aumento de la demanda de compuestos minerales en gallinas más viejas. El estrés juega un papel importante en la calidad de la cáscara. Bajo estrés, se producen varias deformaciones, asperezas, grietas y arrugas. Por lo tanto, en función de la apariencia de los huevos, se puede decir mucho sobre las condiciones de salud y mantenimiento de la gallina. Algunas enfermedades causan cambios en la estructura de la cáscara y, por ejemplo, la infección del tracto respiratorio se manifiesta como una deformidad en forma de gargantas anulares.

En la micoplasmosis, los extremos de los huevos no mineralizados son un síntoma común, y el síndrome de fatiga de la batería provoca una falta completa de la camada adecuada. Estos huevos están cubiertos solo por membranas.


Artículos relacionados: