Las cerdas con problemas de salud producen menos leche, ¿cómo detectar las causas?

04 septiembre 2017

La dificultad en el arranque de la producción de leche tras el parto es un problema conocido en la ganadería porcina. ¿Cómo podemos detectar la causa de este problema y ponerle solución?

El número de lechones nacidos por cerda no ha hecho más que aumentar en los últimos años. La elevada producción de lechones supone una elevada demanda en cuanto a nutrición, alojamiento y atención sanitaria. Una cerda en la sala de partos que está a punto de parir debe estar en las mejores condiciones. Una cerda periparto con muchos lechones tiene un balance energético negativo y si a esto le sumamos pequeños problemas de salud, se estará complicando la situación. Las reproductoras que están enfermas, así como las que padecen enfermedades crónicas, tienen más dificultades por este motivo. Esto también se aplica a las que todavía se están recuperando de una infección. Los problemas de salud se manifiestan de diversas maneras, entre ellas una menor producción de leche. Las siguientes enfermedades juegan un papel importante en la sala de partos:

- Gripe

- Infecciones del tracto urinario

- Salud de las patas

Gripe

Una infección de gripe (con o sin PRRS) es una causa relevante de problemas en la sala de partos que tiene como resultado una menor ingesta de alimento. Solemos suponer que la gripe es una enfermedad con síntomas claramente visibles. De esta forma, esperamos ver a una cerda enferma con fiebre y posiblemente con abortos y también solemos suponer que la infección desaparecerá rápidamente de la granja. En realidad, los análisis de sangre muestran que puede haber muchos anticuerpos contra la gripe, aunque no haya habido vacunaciones, sin que se detecten señales inusuales entre las cerdas. En otras palabras, la gripe también se produce sin ningún síntoma claro de enfermedad.

En caso de gripe, se puede solicitar una revisión para determinar si los lechones destetados también están infectados. El examen de la saliva con una cuerda de algodón es un método sencillo para este fin.

En las grandes explotaciones la infección parece estar presente de forma continua. Las cerdas que al final de la gestación experimentan una infección gripal podrán presentar problemas en la sala de partos. Esto puede ir unido a una reducción de la ingesta de pienso y a una escasa producción inicial de leche. Aunque el virus de la gripe es conocido, es muy difícil diagnosticarlo de forma rotunda en la práctica, especialmente cuando las cerdas están siendo vacunadas. El diagnóstico clásico consiste en el análisis de sangre por pares de las cerdas "enfermas". En este caso, la primera muestra se toma inmediatamente y la segunda, entre tres y cuatro semanas después. Además, otro método conveniente es el diagnóstico del virus por PCR. Se trata de analizar la saliva para detectar la presencia del virus de la gripe. También puede hacerse con la saliva de los lechones destetados (utilizando una cuerda de algodón).

Infecciones del tracto urinario

Recientemente se ha realizado una investigación sobre las infecciones del tracto urinario entre las cerdas de Flandes (Bélgica). Los resultados mostraron que el 18 por ciento de los animales más jóvenes y hasta el 38 por ciento de los de más edad tienen una infección. Estas infecciones del tracto urinario pueden migrar a los riñones, provocando que la cerda enferme gravemente. Estos animales también tienen una elevada probabilidad de sufrir infecciones uterinas. Una infección de la vejiga no hace que la cerda se ponga realmente enferma. Por lo general, la infección permanecerá de forma crónica. No obstante, esto exige continuamente la energía de la cerda, provocando una disminución de su bienestar, más dificultades para alimentarse en la sala de partos y que la producción de leche no alcance los niveles adecuados.

 La mejor manera de examinar las infecciones del tracto urinario es utilizando la orina de la mañana de las cerdas periparturientas. Para el diagnóstico, generalmente tomamos muestras de orina de veinte o treinta animales. El mejor momento para hacerlo es por la mañana, cuando la primera persona abre la puerta del establo. Es entonces cuando las cerdas se levantan y comienzan a orinar.

Es preferible tomar muestras de las cerdas con más edad y periparturientas. Para ello se pueden utilizar, por ejemplo, tazas vacías. Las muestras pueden analizarse en la granja utilizando un hisopo que mostrará la posible presencia de nitritos. Sin embargo, la investigación llevada a cabo en la región de Flandes muestra que la orina contiene nitrito solo en la mitad de los casos de infecciones del tracto urinario. Son las infecciones de tipo Coli, en particular, las que producen nitrito por lo que el porcentaje real de infecciones del tracto urinario es el doble del establecido por esta prueba. Por ello, es mejor preparar un cultivo de cada muestra de orina. En este caso, es el laboratorio el que debe analizar la orina.

Salud de las pezuñas

La salud de las pezuñas varía de una granja a otra y en algunas granjas, sus condiciones generales son bastante deficientes. El problema es que las cerdas con pezuñas imperfectas suelen padecer una infección crónica. Al igual que sucede con las infecciones del tracto urinario, esto consume gran parte de la energía del animal. Además, la cerda periparturienta será mucho menos propensa a levantarse para consumir pienso cuando esté en la sala de partos. Esto, por supuesto, también se aplica después del parto y como resultado, la producción de leche puede tardar en ponerse en marcha.

Puedes determinar el estado de las patas de los animales de tu granja realizando una revisión de las pezuñas. En nuestra granja experimental estamos investigando el efecto de la administración de varios minerales (como el zinc quelado) en la salud de las pezuñas. Por otro lado, en otra de nuestras granjas estamos determinando el efecto de los baños de pies en un área de las instalaciones.

Si estás interesado en los resultados de estas pruebas o quieres saber cómo podemos ayudarte a mejorar la salud de tus cerdos, ponte en contacto con uno de nuestros especialistas.

Ponte en contacto con nuestros especialistas

Artículos relacionados: