Inicio / Artículos / Claves para una recría de novillas exitosa y rentable

Claves para una recría de novillas exitosa y rentable

-

Conseguir un proceso de recría exitoso depende de la combinación de una serie de factores que el ganadero debe conocer y aprender a gestionar. Y es que, tal y como demuestra la epigenética, los mismos genes de una ternera se expresarán de una manera u otra según cómo hayan sido las condiciones de alimentación antes y después de su nacimiento y al estrés al que haya sido sometida. Dicho de otro modo, mejorando la alimentación, salud, alojamiento y manejo de las terneras, será posible elevar a la máxima expresión la genética de las granjas.

Gestionar adecuadamente estos factores no solo disminuirá la mortalidad en los primeros meses de vida sino que permitirá también que las terneras desarrollen grandes estructuras, equilibradas y sin engrasamiento en ninguna de sus fases de desarrollo. De esta manera, se reducirá la edad al primer parto por debajo de los 24 meses, se conseguirán vacas más longevas y con mayores producciones vitalicias.

Además, el Plan Kaliber de Recría de De Heus repercutirá en una menor necesidad de animales para la reposición anual del establo, que posibilitará una reducción del coste de alimentación de las terneras, que supone el 20% del gasto total de alimentación de una granja media con un 30% de reemplazo.

INSTALACIONES

Cada vez se observan más instalaciones y mejor preparadas para albergar la recría teniendo como objetivo su máximo confort. En ellas se tienen en cuenta factores tan importantes como:

  • Luminosidad. Los rumiantes poseen importantes necesidades de luz, ya sea natural o artificial.
  • Ventilación. En las dos primeras semanas de vida las terneras son muy sensibles a las corrientes de aire horizontales, por lo que las casetas o mallas cortavientos son de gran ayuda, siempre y cuando no comprometan la renovación de aire donde se alojan.
  • Cama caliente. Normalmente se utiliza la paja como material de cama. Es fundamental que se encuentre en buen estado, bien seca y en cantidad suficiente, para que el animal pueda hacer un nido e invierta su energía en aumentar de peso y no en mantener su temperatura corporal. El correcto mantenimiento de esta cama está muy ligado a un buen diseño de las instalaciones que facilitará el cambio de la misma.
  • Paredes y cierres. Deberán ser fácilmente desmontables y lavables (desinfectables), por lo que la madera en estos casos no es aconsejable.

SANIDAD

El día del nacimiento de una ternera es el pistoletazo de salida para una excelente producción vitalicia en la granja, en el cual la futura vaca lechera comienza a enfrentarse a desafíos inmunitarios severos y el éxito dependerá en gran medida del trabajo que se haga con ella. Este trabajo consiste en una adecuada atención en el momento del parto en una paridera limpia, una correcta desinfección del ombligo y una rápida toma de calostros a la temperatura adecuada y con los utensilios bien limpios.

Se aconseja minimizar la pérdida de calor en épocas frías, por lo que conviene tener las terneras bien encamadas, tapadas con chalecos o bombilla de infrarrojos. Sin olvidar que todos aquellos cuidados que recibió la madre de la ternera mientras estaba en el grupo de las secas benefician positivamente a la futura productora.

Para el equipo de DeHeuses fundamental establecer unos protocolos de desparasitación y vacunación que permitan disminuir la incidencia de las patologías más frecuentes durante la recría. Patologías que en la mayoría de los casos son la puerta de entrada a infecciones secundarias que originarán diarreas y neumonías de graves consecuencias para los animales.

ALIMENTACIÓN

En los primeros meses de vida la leche es el principal alimento. Por ello se debe prestar mucha atención a los siguientes puntos:

  • No es suficiente que el perfil nutricional de la leche en polvo sea correcto. La calidad de las materias primas debe ser excelente. En cuanto a la composición de las grasas, estas deben ser altamente digestibles y emulsionar correctamente.
  • Tanto si se utiliza una nodriza automática o si se proporciona con cubo, la higiene y la temperatura de la leche es fundamental.
  • Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es la concentración de leche en polvoEs preciso seguir la concentración recomendada por el técnico para evitar subalimentar al animal en el caso de concentraciones demasiado bajas o deshidratarlo en el caso de concentraciones excesivas.
  • Al diseñar las tablas de alimentación, independientemente de la marca de la nodriza automática que sea, es importante saber que serán clave en el desarrollo de la ternera y la relación de esta con la máquina, ya que marcan la cantidad de leche que puede tomar el animal en 24h y las visitas que tendrá que realizar para conseguirlo. En este sentido, por cada 100 g/día extra de aumento de peso de la ternera lactante, se conseguirán 250 kg más de leche en la primera lactación.
  • En el caso de las nodrizas hay que tener muy claras las instrucciones del fabricante de la máquina para una correcta calibración y limpieza diaria. Dependiendo de la marca, hay cierto tipo de lavados que no son automáticos pero sí muy importantes para su correcto funcionamiento.
  • No se debe descuidar la calidad química-microbiológica del agua, ni la presión de la misma, en el caso de carecer de un sistema que la regule. También la temperatura es importante en los meses más fríos, ya que el agua muy fría o congelada provocará un descenso del consumo que afectará negativamente a la ingesta de concentrado. La ternera deberá tener acceso continuo a un punto de agua limpia para cubrir sus necesidades de mantenimiento y favorecer el consumo de pienso.

A partir de la primera semana de vida se pondrá a disposición de la ternera el starter, que deberá ser de granulometría fina y alto valor nutricional, que no solo favorezca el crecimiento del animal sino que potencie su consumo desde las primeras semanas de vida hasta llegar al menos a los 2kg en el momento del destete.

El destete se realizará a partir de los 60 días de vida y de manera gradual, sin que coincida con cambios de grupo, descornado o pauta vacunal que pueda distorsionar el nivel de anticuerpos ideal.


Este artículo fue originalmente publicado en Vaca Pinta, en mayo de 2021

Este sitio web utiliza cookies

Todos los sitios web de De Heus Voeders utilizan cookies y técnicas similares. Utilizamos cookies funcionales para asegurarnos de que nuestros sitios web funcionen de modo adecuado y seguro y cookies analíticas para ofrecer la mejor experiencia de usuario posible. Se instalan cookies de marketing para mostrarle información personalizada del sector relevante en lugar de información general.

Al pulsar en ‘Aceptar‘, está dando su consentimiento para la instalación de cookies. O pulse el botón ‘Modificar su configuración de cookies‘ para modificar sus preferencias.


Para más información sobre cookies, lea la política de cookies de De Heus Voeders.